REFLEXIONES DE UN VIAJE DE VUELTA AL CORAZÓN

Retiro en Bali 2016

Compartir y vivir en comunidad es una experiencia muy enriquecedora. Durante 10 días hemos convivido en medio de la montaña tropical del norte de Bali. Nuestro grupo, el personal de Gaia y los animales del lugar. Un espacio lleno de magia, paz y abundancia.

Hemos aprendido de la naturaleza … a estar en calma, a observar sin juzgar, a sentirnos y a sentir al otro, a estar presentes.

Del personal hemos aprendido a vivir al servicio con una sonrisa, desde el corazón. A hacer los deberes diarios sin stress!! paso a paso, momento a momento. A parar par dar gracias 3 veces al día …

Todos necesitamos sentirnos parte de una comunidad!! Ahora somos familia, KULA, esa familia que tu eliges para tu crecimiento espiritual. Durante este retiro hemos practicado yoga todos los días en sesiones de 3 horas. Hemos disfrutado de una cocina creativa, sana y nutritiva. De masajes generosos de manos de Martín y de sesiones de meditación, de tratamientos relajantes y rejuvenecedores en el spa. Cada tarde nos hemos reunido para hacer trabajo de coaching juntos, diseñando prácticas que apoyan nuestro bienestar para convertirlas en nuestro estilo de vida. Hemos aprendido un poco más de como funciona nuestra mente, hemos tomado conciencia de nuestros hábitos y creencias.

Cada uno ha hecho su trabajo personal y ha vivido su propio proceso. Al hacerlo en comunidad hemos tenido el apoyo del grupo siempre que lo hemos necesitado y al mismo tiempo hemos respetado la necesidad de soledad cuando alguien así lo sentía. Cada uno se ha hecho responsable de su sentir y de esta forma juntos hemos elevado la frecuencia energética … sintiendo todos mucho amor, mucha gratitud, mucha alegría, mucha paz. Hemos conectado con nuestra esencia individual y desde ese lugar hemos conectado con los demás. Alguien dijo: parecía que estábamos en otra dimensión! en la dimensión del AMOR.

Amor inspirado y amor expandido. Cada uno de nosotros se lleva el corazón lleno de amor para compartir con los que nos esperan en casa … para seguir expandiendo amor, gratitud y dicha. Para seguir compartiendo nuestra belleza con el mundo!

Sigue haciendo tus sueños realidad! Sigue tu dicha!
Ese podría ser el resumen de nuestra experiencia en el retiro de BALI